viernes, 23 de diciembre de 2016

las principales religiones del mundo

 principales religiones .

1.Cristianismo

Del latín christianismus, el cristianismo tiene su origen histórico en el judaísmo de los inicios de la era actual. Esto es debido a que Jesús de Nazaret, el máximo exponente de la religión cristiana, se autoidentificó siempre como un judío devoto, tanto en su doctrina como en sus enseñanzas.
Esta religión abrahámica monoteísta se basa en la vida del mismo, la cual se encuentra recogida en la Biblia.
El conjunto de libros canónicos del judaísmo y el cristianismo se recogen en la Biblia o libro sagrado, cuyo fin no es otro que el de transmitir la palabra de Dios. Actualmente, la Biblia ha sido traducida a 2.454 idiomas.
En sí, la Biblia es una recopilación de textos que fueron escritos en hebreo, griego y arameo en primer lugar, y que posteriormente fueron reunidos para formar el Tanaj judío o Antiguo Testamento para los cristianos y, más tarde, el Nuevo Testamento.
Mientras que el Antiguo Testamento narra la historia del pueblo hebreo, el Nuevo Testamento trata sobre la vida, la muerte y la resurrección de Jesús, así como el mensaje que éste transmitió y la historia de los primeros cristianos.
La Biblia es, en definitiva, una obra espiritual que para los creyentes constituye la forma en que Dios se reveló a sí mismo y manifestó su voluntad de salvación de la Humanidad.
Cabe mencionar que, a través de su historia, el cristianismo ha pasado por numerosas divisiones, las cuales han dado lugar a varios grupos de creencias con las consiguientes variaciones según el lugar y la cultura que las rodea.
Desde la Reforma protestante (siglo XVI), esta religión se divide en tres ramas principales, que predominan en las siguientes zonas y países del mundo:
  • Católicos: sureste de Europa, norte y centro de África, Sudamérica, México, Canadá y Filipinas.
  • Protestantes: países nórdicos, Reino Unido, Australia, Sudáfrica, Namibia, Botsuana, Estados Unidos de América y Groenlandia.
  • Ortodoxos: Rusia y Ucrania.
La principal creencia cristiana es la que dicta la doctrina de la Trinidad: Dios es uno y, al mismo tiempo, Padre, Hijo y Espíritu Santo. Él es el creador y el responsable de conservar el universo y cuidar del género humano mediante su Palabra.
Lo que él busca en el ser humano es la realización de buenas obras. En general, Jesucristo es el Mesías descrito en el Antiguo y Nuevo Testamento, y al mismo tiempo es completamente Dios y humano a la vez.
Otra de las principales doctrinas del Cristianismo es la que trata la salvación mediante conversión y perdón de los pecados, lo que da lugar a la victoria sobre todas las consecuencias del pecado.
La salvación puede ser otorgada por la gracia de Dios y es lo que Jesucristo consiguió en su crucifixión y posterior resurrección. Si Dios otorga la salvación, se obtiene la vida eterna, de ahí la ascensión de Jesucristo al cielo, esto es, el Reino de Dios que dicta la Biblia.
Las prácticas llevadas a cabo por los cristianos implican el establecimiento de una relación con Dios.
Por ello, para ser buen cristiano, se deben cumplir los siete sacramentos (en orden cronológico): bautismo (introducción de la persona al cristianismo), confirmación, eucaristía, penitencia, orden sacerdotal, matrimonio y unción de los enfermos.

Vistas de la Catedral de Notre Dame en París



2.Islam

El islam es una religión monoteísta basada en el libro sagrado del Corán, cuya premisa fundamental para sus adeptos es la de que “No hay más Dios que Alá” y, a su vez, Mahoma es el último mensajero de Alá (en árabe, Allah, que significa Dios).
Los seguidores del islam se denominan musulmanes, término proveniente del árabe muslim que literalmente significa que se somete, y su lengua oficial es el árabe.
Los principales países en los que se practica el islamismo son Arabia Saudí, Somalia y Afganistán, cuyo porcentaje de población musulmana se sitúa cerca del 100%. El 98-99% de la población de países como las Maldivas, el Sáhara Occidental, Turquía, Irán, Argelia, Mauritania y Yemen también se calcula que está formado por seguidores de esta religión.
El islam no es solo una religión, sino una cultura en la que aspectos como la vida social, familiar, educativa y judicial, y hasta la forma de vestir se rigen por las pautas marcadas por la religión.
Esto significa que los mandamientos del Corán son los que rigen el funcionamiento del Estado, es decir, la ley que gobierna la sociedad. De este modo, la Constitución de los musulmanes es el llamado Sharia o ley islámica, donde se hallan los derechos y deberes del hombre, las penas, los delitos…
Los musulmanes tienen tres lugares santos, los cuales se citan a continuación:
  • La Meca: es la ciudad a la que los musulmanes deben peregrinar al menos una vez en la vida. En ella nació Mahoma y es donde se encuentra la mezquita Masjid al-Haram (literalmente, mezquita sagrada), en la que rezar supone obtener una recompensa equivalente a 100.000 oraciones.
  • Medina: es el lugar que vio llegar al profeta Mahoma cuando emigró a La Meca, le dio refugio y aceptó su mensaje. Sus habitantes se conocieron entonces como los “Ansar” por haberlo acogido. Allí murió y fue enterrado también.
  • Mezquita de Al-Aqsa: la tradición musulmana cuenta que esta mezquita ubicada en Jerusalén es el lugar donde Mahoma ascendió a los cielos. Rezar en la Mezquita de Al-Aqsa equivale a la recompensa de 500 rezos, puesto que está considerada como el sitio en el que Mahoma se comunicó con Dios y fue establecida la oración.
Para el islam, cada miembro de la sociedad tiene un conjunto de derechos y deberes, por lo que todo individuo que acepte esta religión debe orientar su vida de acuerdo con estas reglas.
Estos derechos se recogen en el Risalatul Huquq, donde se incluye el Derecho de Dios, los Derechos de la lengua, los Derechos de la mujer y los Derechos del enemigo, entre muchos otros.
No obstante, de manera general la ley del islam impone cuatro tipos de derechos y deberes en el hombre:
  • Deberes hacia Dios: todo hombre está obligado a cumplirlos. Según el Corán, el hombre debe reflexionar y estar constantemente recordando a Dios, así como obedecerle, aceptar su voluntad y ser consciente en todo momento de que su función en la Tierra es adorar y complacer a un solo Dios.
  • Deberes del hombre con respecto a sí mismo: el Corán dicta que Dios no cambia la situación de un pueblo o sociedad, sino que son los individuos que la componen los que cambian lo que hay en sí mismos, esto es, cuerpo, mente y alma.
  • Derechos de los demás con él: la familia, los padres, el matrimonio y la comunidad son sus cuatro grandes pilares. Sostener vínculos de parentesco y complacer a los padres son dos principios ligados a la complacencia a Dios. Dentro del matrimonio, existen obligaciones del marido respecto a la esposa y viceversa, así como obligaciones y derechos de los hijos. 

3.Hinduismo

Se denomina hinduista a toda aquella persona que practica alguna de las religiones del hinduismo y forma parte de esa misma cultura. Es una religión que carece de fundador, ya que en realidad engloba varias religiones diferentes, a las que erróneamente se les llama de la misma manera.
El hinduismo es la tradición religiosa mayoritaria en Bali, Nepal, la India y la isla africana de Mauricio. La India concretamente es la cuna del hinduismo y está considerada como su tierra santa, donde el 80,5% de la población lo profesa.
No obstante, existen comunidades importantes de inmigrantes hinduistas en países como Arabia Saudita, Birmania, Indonesia, México, Panamá, Sudáfrica y Tailandia. En países occidentales como Reino Unido y Estados Unidos pueden hallarse igualmente importantes grupos de hinduistas.
El hinduismo cuenta con dos textos sagrados principales:
  • Shruti: consiste en un grupo de textos sagrados que únicamente pueden seguirse al pie de la letra. Por un lado, abarca los cuatro Vedas y, por otro lado, las Upanishad.
  • Smiriti: el término significa lo recordado o la tradición. En este grupo de textos sagrados se incluyen el texto épico Majabhárata, el Ramaiana o historia épica del rey-dios Rama, los 18 Puranas principales y los textos antiguos sobre ayurveda (medicina tradicional hindú).
La base de todo el hinduismo se rige en torno a la realidad llamada Brahman o esencia interior, es decir, la idea de que el conjunto de todas las cosas y eventos que nos rodean no son más que distintas manifestaciones de la realidad última.
Si Brahman hace referencia a una esfera intangible e incomprensible para el el individuo del mundo terrenal, su manifestación en el alma humana se llama Atman. La idea de que Brahman y Atman se fusionen en uno solo es la esencia del Upanishad mencionado anteriormente.
Es importante hacer hincapié en el hecho de que por hinduismo no se entiende ni una religión ni una filosofía, sino más bien un organismo socio-religioso grande y complejo, donde hay cabida para un sinfín de ceremonias, rituales, disciplinas y dioses/as.
Para el hinduismo, el mundo funciona a través del auto sacrificio de Dios, donde el término sacrificio se usa en el sentido de hacer sagrado. Así, implica el hecho de que Dios se transforme en un mundo que, finalmente, termina convirtiéndose en Dios, y así constantemente. Esta actividad se llama lila.
El Panteón Hindú cuenta con multitud de dioses, si bien son tres los más relevantes:
  • Brama: es el dios creador del universo y habitualmente se representa con 4 cabezas y 4 brazos, cada uno de ellos sosteniendo los 4 Vedas, y apoyado sobre una oca. La continuación de la vida solo será posible si Brama permanece despierto; cuando duerme, todo muere excepto los dioses. El templo de Brahma en Pushkar (India) está dedicado a él.
  • Vishnu: se representa con 4 brazos que sujetan un mazo (símbolo de poder), una flor de loto (símbolo de creación y vida), una rueda dentada (arma que lo hace invencible) y una caracola (el sonido al soplar por ella simboliza el origen del universo). Es el Dios más popular de la India y se considera que ha completado ya 9 de las 10 reencarnaciones que deben tener lugar, la décima en forma del guerrero Kalki.
  • Shiva: es el dios encargado de la destrucción, pero no en un sentido cruel y despiadado, sino con el fin de permitir que todo pueda ser creado de nuevo. De hecho, el único momento en que Brama puede dormir por un día es cuando Shiva destruye el universo para crearlo de nuevo y empezar así un nuevo ciclo.

    4.Budismo

    El budismo es al mismo tiempo doctrina religiosa no teísta y corriente filosófica perteneciente a la familia dhármicana, término procedente del sánscrito dharma, cuyo significado es religión o ley religiosa.
    La religión budista fue fundada por Buda Gautama en la India durante el siglo VI a.C. Desde entonces, ha ido evolucionando y dando lugar a la creación de un amplio abanico de escuelas y prácticas.
    En los inicios del budismo, la vida y doctrina de Gautama se transmitían de manera oral hasta que se compilaron por primera vez en el Canon Pali o Tipitaka, primera compilación escrita del budismo, aunque no se desarrolló una compilación biográfica completa hasta varios siglos después, concretamente en el siglo I d.C. a manos del maestro hindú Aśvaghoṣa.
    Los relatos de la vida de Buda Gautama no son solamente un conjunto de datos biográficos, sino una guía para la vida de sus seguidores.
    El budismo engloba una serie de fundamentos que constituyen la base de las enseñanzas budistas. A pesar de que existe una amplia gama de escuelas y manifestaciones, los budistas comparten una serie de principios filosóficos y conceptos comunes:
  • Las Cuatro Nobles Verdades: 1) la vida incluye duḥkha, es decir, sufrimiento, insatisfacción o descontento; 2) el origen del duḥkha es el tṛṣṇā o anhelo; 3) el sufrimiento o duḥkha puede extinguirse si se conoce su causa; 4) una vez hallada la causa, el método para su extinción es el Noble Camino óctuple, que comprende sabiduría, cultivo de mente y corazón, y conducta ética.
  • Las Tres Características de la Existencia (Tri-Laksana): este principio explica la naturaleza de los fenómenos del mundo percibido, que se compone de tres características universales: anitya o impermanencia, anātman o inexistencia de un ego permanente y duḥkha o sufrimiento.
  • Karma: su significado en sánscrito es causalidad o ley de causa y efecto. El karma sería toda acción intencionada, ya que de ella se derivan uno o varios efectos que aparecen cuando las circunstancias son proclives. El “buen” o “mal” karma se distinguen de acuerdo al origen de las acciones.
  • Surgimiento condicionado (pratītya-samutpāda): se trata de una formulación muy elaborada que hace referencia al proceso de existir y a cómo los individuos están atrapados en un ciclo de sufrimiento y, por tanto, en la ignorancia. Este ciclo abarca varios eslabones desde la avidyā o ignorancia hasta la jarā-maraņa o muerte, e implica el hecho de que el “ser” es un ámbito que se crea y se destruye instante tras instante.
  • Renacimiento: cabe destacar que el principio de renacimiento no equivale al concepto de reencarnación presente en el hinduismo. Para el budismo, el renacimiento no se ve como algo deseable ni equivale a un destino del ser. El camino hacia el renacimiento supone que el ser se vaya liberando del karma o cadena de causas y efectos con el tiempo.
  • Samsara: aunque es un concepto existente en el hinduismo y otras tradiciones filosóficas, para los budistas se corresponde con el sufrimiento propio del mundo material. El ser humano deberá aprender a liberarse del samsara para alcanzar el nirvana, pero esto depende de las prácticas espirituales y el karma acumulado en vidas anteriores.
  • Nirvana: el nirvana o nirvāņa es el despertar, la iluminación del ser. Cuando el individuo alcanza este estado, significa que ha conseguido liberarse espiritualmente del duḥkha o sufrimiento y del ciclo de renacimientos. En definitiva, es un estado de felicidad supremo.
El budismo es la religión predominante en China, Mongolia y Japón, aunque históricamente se consideraba la religión mayoritaria en toda Asia. El gran número de países y regiones por los que el budismo ha pasado a lo largo de su recorrido histórico ha hecho de él una religión donde hay cabida para un sinfín de enfoques.
Es una de las religiones más grandes del mundo después del cristianismo, el islamismo y el hinduismo, y a su vez por encima de la religión tradicional china. Aproximadamente el 6% de la población mundial actual es budista.

5.Religión tradicional china y taoísmo

La religión tradicional china es más bien una tradición religiosa en la que las autoridades públicas y los ciudadanos de a pie comparten una serie de prácticas y creencias religiosas. Éstas van desde la veneración de las fuerzas de la naturaleza y los ancestros hasta el exorcismo de las fuerzas dañinas o nocivas.
A continuación mencionamos los conceptos principales de la religión tradicional china y el taoísmo:
  • Tian: esta palabra significa día o cielo en chino y constituye el principio absoluto de la realidad universal. El Tian es una realidad transcendental e inmanente.
  • Yin y yang: se trata de dos conceptos propios del taoísmo que hacen referencia a la dualidad de todas las cosas presentes en el universo, esto es, dos fuerzas opuestas y complementarias. Según este principio, cada pensamiento, ser u objeto posee un complemento del que depende para existir, el cual, a su vez, existe dentro de él mismo.
  • Hun y po: son los nombres que la filosofía china ha concedido a dos tipos de almas distintos, formando de esta manera un dualismo según el cual todo ser humano tiene una parte espiritual y etérea (hun), al mismo tiempo que un alma corpórea que permanece en el cuerpo de los difuntos (po).
  • Bao ying y ming yun: el primer concepto se puede traducir como reciprocidad y, de acuerdo con él, todas las manifestaciones del ser tienen un tiempo de vida limitado y un destino prefijado. Por su parte, el ming yun se refiere a que nada de lo que podemos ver es casualidad, sino que todo forma parte del ritmo de nuestro destino, el cual estaba ya establecido previamente a la aparición de un determinado suceso.
  • Ling y xian ling: la idea del ling hace referencia, por un lado, a lo sagrado y, por otro, al poder sobrenatural. El término Shen se utiliza como sinónimo en el sentido de espiritual. El xian ling se refiere a la manifestación de un dios en un lugar concreto o en un templo.
Aunque con algunas variaciones, un 30% de la población china es seguidora de la religión tradicional china. En Taiwán, sin embargo, ha sido incorporada al conjunto de creencias propio del taoísmo, el cual constituye la religión de un 33% de la población. También está presente en un 3% de la población malaya.





lunes, 5 de diciembre de 2016

MARRUECOS TURISTICO

PLAYAS DE MARRUECOS

10 playas de Marruecos

 


Camellos en la playa de Esauira, en Marruecos. / Frank Lukasseck
¿Mediterráneo o Atlántico? ¿Estilo chill out o ambiente familiar? ¿Con un toque exótico y local, al borde un acantilado o a orillas del desierto? ¿Cómo escoger la mejor playa en Marruecos? Pues no es nada fácil: más de 3.500 kilómetros de costa se extienden desde la frontera con Argelia, en el Mediterráneo, hasta donde el Sahara se asoma al océano Atlántico.
Hay playas para todos los gustos: pequeñas calas o arenales bajo acantilados, junto a paseos marítimos y puertos. Algunas son ideales para familias, otras esperan un poco de desarrollo y muchas están desiertas, a excepción de algunos surfistas ocasionales o aves migratorias. Eso sí… ¡todas están al alcance de la mano!

01 Bienvenidos al Sur

AGADIR

Panorámica nocturna de la playa de Agadir, al sur de Marruecos. / Bertrand GARDEL
Rumbo al sur, siguiendo la costa atlántica, Agadir es el primer destino de Marruecos para los amantes del sol, la arena, las retransmisiones de fútbol, los pubs y la pizza. Su ambiente es distinto al del resto del país, con un puerto muy activo y una playa turística que se extiende bajo su kasbah. La ciudad es una cuadrícula de hormigón, pero su larga playa curvilínea, limpia y bien iluminada de noche, se llena de familias armadas con palas y cubos. La arenosa playa al sur del brillante y blanquecino puerto deportivo está más protegida que muchos de los arenales atlánticos, y ofrece aguas limpias, baños seguros y 300 días de sol al año. Desde el extremo norte de la playa, cerca del puerto, hay tres bulevares paralelos que recorren la zona turística.


02 Playa del Marabout

MIRLEFT

Acantilados de El Gezira, en Mirleft (Marruecos). / Bertrand GARDEL
Y todavía más al sur de Agadir, rumbo al antiguo Sahara español, el viajero llega a Mirleft, donde le invitan a sentarse en los cafés bajo los arcos rosados y azules de la calle principal. Popular desde siempre entre artistas, músicos y viajeros saharianos, este pueblo se está desarrollando gracias a los amantes del viento los deportes acuáticos que llegan hasta aquí. El clima es agradable, el aire limpio y las vistas magníficas.
Con la tumba de santo y sus rocas salvajes, la playa del Marabout es la más espectacular de la media docena que ofrece Mirleft. Es también un buen lugar para pescar con caña, y los guías u hoteles pueden organizar salidas para ello, así como excursiones por el desierto.

03 Playas salvajes

TARFAYA

Zona de dunas entre la playa de Tan-Tan y Tarfaya, al sur de Marruecos. / Dorling Kindersley
Pegados a la costa del Atlántico, de Tan Tan a Tarfaya hay 200 kilómetros a través de una monótona extensión de desierto que nos hará soñar con la aventura. De camino, en los acantilados se ven cabañas de pescadores que suelen vender su pesca junto a la carretera y algún que otro rebaño de camellos recorriendo lentamente la hammada. Al sur de Sidi Akhfennir, el trayecto se hace más espectacular, con playas salvajes e inmaculadas y dunas de tonos ocres componiendo el horizonte o bordeando la carretera.
Tarfaya es un pueblo pesquero que en otro tiempo fue el centro del protectorado español de Cap Juby, hasta su independencia en 1958. Pero esta localidad quedará siempre asociada al piloto y escritor francés Antoine de Saint Exupéry, que en 1927 fue nombrado responsable de Cap Juby en la línea aérea del correo (la mítica Aéropostale), donde su primera novela en este lugar (Corrier Sud). Fue aquí también donde se inspiró para escribir El Principito.

04 Chapuzón con locales

RABAT Y SALÉ

Playa bajo la kasbah de Oudaias, en Rabat (Marruecos). / Robert Harding
Para probar un poco de sabor local, podemos probar a bañarnos en playas frecuentadas por los marroquíes, como las de los alrededores de Rabat y Salé. La Plage des Nations, 17 kilómetros al norte de Rabat, es muy popular entre los lugareños. Es una franja limpia y arenosa, con olas excelentes, perfectas para los surfistas, pero con corrientes peligrosas para los bañistas. Más al norte por la costa, a 50 kilómetros, está Mehdiya Plage, otra franja de arena llena de residencias vacacionales y bares de playa. Aunque con corrientes igualmente, en verano se llena de gente que va de excursión mientras que el resto del año está desierta.

05 Arenales con ambiente español

ASSILAH

Casas encaladas frente al Atlántico en Assilah (Marruecos). / Mauricio Abreu
Para sentirnos un poco como en casa nada como Assilah, un bellísimo pueblo turístico de casas blancas en la costa atlántica, con ventanas de hierro forjado que nos recuerdan que en otro tiempo fue territorio español. Ahora vuelve a serlo porque muchos españoles (y ricos marroquíes) han ido comprando casas aquí. Hay más de 50 artistas residentes, cinco galerías y muchos estudios de artistas, así como espacios para exposiciones. El complemento perfecto es la playa: la principal está al norte, flanqueada por cámpings y hoteles, pero a tres kilómetros al sur está Playa Paradise, un remanso de paz y tranquilidad a la que se puede llegar dando un agradable paseo por la costa, o en uno de los carros tirados por caballos que recorren este camino durante el verano.

06 Un toque bretón

ESAUIRA

Gaviotas en línea frente al océano en la bella ciudad marroquí de Esauira. / Ladislav Pavliha
Cuando uno ve las murallas fortificadas de Esauira frente al Atlántico marroquí, con su puerto pesquero y los graznidos de las gaviotas que lo sobrevuelan, tiene la impresión de estar en un pueblo de la Bretaña francesa. Podría ser, porque Esauira, hoy tan de moda, fue diseñada por el mismo ingeniero francés que ideó el puerto más famoso de Bretaña: Saint-Malo. Pero una vez dentro de sus murallas se olvida el efecto: es cien por cien marroquí, con sus estrechas calles, el aroma de las especias y las mujeres con blancos velos. En las calles de Esauira se cruzan los árabes del norte y los bereberes del sur, además de los europeos que se han instalado allí al abrigo de su ambiente artístico y los gnaouna (africanos procedentes del sur). En verano sus playas están abarrotadas de turistas que juegan al fútbol o practican windsurf y kitesurf. Si hay ganas de caminar, cruzando hacia el sur el río Ksoub se pueden ver las ruinas de la antigua fortaleza de Borj el–Beroud.

07 El paraíso del surf

SIDI KAOUIKI

Surfistas en la playa de Sidi Kaouki, próxima a Esauira. / www.sidi-kaouki.com
Los constantes vientos borrascosos, la playa salvaje y los buenos alojamientos de Sidi Kaouki (cerca de Esauira) están convirtiendo rápidamente el lugar en uno de los mejores destinos de Marruecos para practicar surf y windsurf, como lo demuestra un parque eólico al norte del pueblo. No es para los miedosos y sus aguas pueden ser peligrosas para quienes no tengan experiencia en estos deportes marítimos. El punto de encuentro de los surfistas es Station Sidi Kaouki, un café-restaurante alegremente decorado y con buenas vibraciones. Se pueden alquilar tablas o equipos para kite y windsurf, además de realizar excursiones hasta playas más remotas.

08 Bañándose con Hércules

TÁNGER

Un bañista salta al agua en las grutas de Hércules, cerca de Tánger (Marruecos). / Rachid Dahnoun
Ni en el Atlántico ni en el Mediterráneo: Tánger está en el Estrecho, el paso donde África se da la mano con Europa y se mezclan las aguas del gran océano y mare nostrum. Dos buenos planes para una escapada de un día desde la ciudad son visitar Ksar es-Seghir, también en pleno estrecho de Gibraltar, así como la Plage Robinson, al sur del cabo Spartel, en el extremo noroccidental de la costa atlántica africana. Estupenda para un paseo tonificante, a unos 5 kilómetros de la Plage Robinson se llega a las Grottes d’Hercule (grutas de Hércules), junto al hotel Le Mirage. Desde la década de 1920 estas cuevas, legendaria morada del héroe, se han utilizado como canteras de piedras de molino. Una requetefotografiada imagen del Atlántico desde su interior recuerda el mapa de África. Se ofrecen paseos en camello por la playa justo antes de la entrada a las cuevas, a la derecha.

09 Entre pescadores

Una playa del parque nacional de Alhucemas,, en la costa mediterránea de Marruecos. / Chris Hellier

YELLICH

El Parque Nacional de Alhucemas es una de las joyas por descubrir en la región del Rif, con estupendos cerros y áridos cañones junto al mar, y acantilados que recuerdan a Mallorca pero con sabor local. Aquí está Cala Iris, flanqueada por atractivas playas como la de Yellich, delante de una pequeña isla mediterránea hasta la que se puede caminar. Hay que visitar el resto de playas cercanas a Cala Iris, Oued Sahfa y Mestaza, antes de que este pueblo de pescadores se convierta en un centro vacacional. De momento, todavía guarda ese ambiente de enclave marinero, donde se pescan sardinas con farol por la noche y sobreviven restaurantes toscos, sin nombre, que sirven comida típica rifeña.

10 Argelia a la vista

NADOR

Pescadores en una cala cercana a Saidia, junto a la frontera entre Marruecos y Argelia. / Marco Cristofori
La ciudad de Nador por sí misma no tiene demasiado interés, pero es aquí donde se están desarrollando los nuevos centros turísticos de Marruecos, que incluyen campos de golf y todo lo que se espera de este tipo de complejos. La mejor zona es Mediterránea Saidia, al este de la ciudad, donde no faltan hoteles españoles para disfrutar de unas vacaciones de lujo más baratas que al otro lado del Mediterráneo. Saidia tiene una estupenda playa y una nueva corniche (paseo marítimo) con restaurantes y clubes, aunque fuera de temporada está todo cerrado.


10 lugares recomendados para visitar en Marruecos

 

1 – Chaouen

Medina de Chaouen
Medina de Chaouen
Su luz clara y limpia, sus casas blancas y azules, hacen de esta ciudad una de las mas bellas de Marruecos.Por eso es un destino irresistible para un buen número de pintores y artistas. Chaouen también denominada “La perla del norte”, es una ciudad de cautivadora belleza, a lo que contribuye su arquitectura de diseño popular mediterráneo, con los azules y añiles de sus puertas centenarias y los blancos añilados de las paredes, éstas cubiertas con capas y capas y más capas de cal. Chaouen ha sido la inspiración para muchos pintores como Eugéne Delacroix, Maria Fortuny y Henri Matisse.


2- Asilah

Mirador de Asilah
Mirador de Asilah
Es un pequeño pueblo de la costa atlántica entre Tánger y Rabat con influencias principalmente portuguesas. Las murallas portuguesas que rodean el casco antiguo contrastan con sus casas blancas y la convierten en un destino muy popular, sobre todo en verano. La medina sigue siendo una de los más bellas y coquetas del país, siendo así un lugar perfecto y disfrutar de un agradable paseo a lo largo de la costa atlántica o de un buen almuerzo con pescado fresco y marisco.
Hoy en día, Asilah es una popular y turística ciudad costera con grandes playas de fina arena que se extienden por el Océano Atlántico dando la bienvenida tanto a turistas marroquíes como extranjeros.

3- Ifrane

Es una ciudad de Marruecos, con una población de 30 000 personas que está situada en las montañas del Medio Atlas a 1713 metros sobre el nivel del mar.Fue fundada por los franceses en 1929 y es probablemente una de las ciudades más limpias cuidadas de MarruecosIfrane se asemeja a una pequeña ciudad suiza, donde las calles y los jardines están cuidados al detalle. Tanto en verano como en invierno, este pueblo de montaña es un excelente punto de partida para realizar numerosas excursiones, sobre todo en la enorme Mischliffen o a sus alrededores.

4- Meknes

Bab el Mansour Meknes
Bab el Mansour Meknes
Mientras Meknes es una ciudad imperial con una gran cantidad de monumentos históricos y sitios naturales, tiene más de 40 km de imponentes murallas defensivas y muchas mezquitas y es por eso que es llamada la “Ciudad de los cientos alminares” es también la ciudad más cercana a las ruinas romanas de Volubilis (Oualili).Los precios en Meknes se encuentran entre los más razonables de Marruecos y la gente es mucho más amable que en otras ciudades del país.

5- Fez

Medina de la ciudad imperial de Fez el-Bali
Medina de la ciudad imperial de Fez el-Bali
Es famosa por su antigua ciudad amurallada, que muchos comparan con la vieja ciudad amurallada de Jerusalén. Es la primera de las ciudades imperiales de Marruecos, ya que se remonta al siglo VIII. Es también pienonera en el culto musulmán de Marruecos y posee una de las universidades más antiguas del mundo. Todas estas primicias hacen de Fez una ciudad particularmente atractiva con una cultura viva e influyente. Fez es particularmente conocida por ser la capital cultural y espiritual de Marruecos.

6- Rabat

Kasbah de Rabat
Kasbah de Rabat
Capital de Marruecos y cuarta ciudad imperial, esta ciudad es una curiosa mezcla de la tradición histórica del pasado y la modernidad establecida en el presente. Fue fundada por Abd al-Mumin en el siglo XII, y utilizó la kasbah (“fortaleza”) como base para luchar contra los españoles. Fue durante este período cuando se construyeron sus edificios más emblemáticos, como pueden ser la torre Hassan y la Kasbah des Oudaias. Esta ciudad se convirtió en el bastión para los musulmanes expulsados de España a principios del siglo XVII.

7- Marrakech

Medina de Marrakech
Medina de Marrakech
Al igual que las ciudades de Fez, Rabat y Meknes, Marrakech tiene el privilegio de ser una ciudad majzen, es decir, imperial. También goza de un prestigio especial:que es el de dar su nombre a todo el país. Marrakech está catalogada como uno de los centros culturales más importantes de todo Marruecos, es una ciudad muy viva y famosa entre otras muchas cosas por sus mercados y festivales.
8- Essaouira
Fortaleza portuguesa de Essaouira
Fortaleza portuguesa de Essaouira
Es el destino costero más popular entre los viajeros independientes y, hasta la fecha, raramente se acercan los grupos organizados. Su playa, de gran belleza, se extiende varios kilómetros hacia el sur. Los que prefieran una localidad tranquila al regateo y a los empujones propios de las grandes urbes, se decantarán por Essaouira. Los fuertes de la ciudad vieja son una mezcla de arquitectura militar portuguesa, francesa y bereber, y su solidez le confiere un poderoso misticismo. La Skala du Port cuenta con buenas vistas; y aquí Orson Welles rodó parte de su versión de Othello.

9- Saidia

saidia
Imagine 18 km de playas de fina arena, rodeadas de eucaliptos y mimosas, un mar de un azul sublime, un sol generoso y magníficos paisajes. Usted se encuentra en saïdia, La perla azul del Mediterráneo. Si le gusta la playa y tomar el sol este refugio de paz será su paraíso. La zona que rodea saïdia también proporciona grandes excursiones.

10- Merzouga

Es la perla del desierto de Marruecos, una verdadera joya muy popular entre los turistas de todo el mundo.Merzouga , es un pequeño pueblo en el sureste de Marruecos, a unos 35 kilómetros al sudeste de Rissani, unos 45 kilómetros de Erfoud, y unos 20 kilóme
Dunas y dromedarios en Merzouga
Dunas y dromedarios en Merzouga
tros de la frontera argelina., es conocida mundialmente por sus hermosos paisajes y la inmensidad de sus dunas donde se pierde la vista.  Es por eso que Merzouga es uno de los lugares ideales para admirar su puesta de sol, así como para contemplar un magnifico cielo estrellado.

FERNANDO ZOBEL

FERNANDO ZOBEL

BIOGRAFIA DE L ZOBEL

Fernando Zóbel

(Manila, 1924 - Roma, 1984) Pintor español. Procedente de una familia acomodada española, cursó estudios de Medicina y comenzó a pintar en 1942 durante una enfermedad. Después de haber pasado su infancia entre Filipinas, España y Suiza, estudió Filosofía y Letras en la Universidad de Harvard en Estados Unidos, entre 1946 y 1949, presentando una tesina sobre el teatro de García Lorca.
Su estancia en ese prestigioso centro permitió que entrase en contacto con los pintores de la Escuela de Boston. De formación autodidacta, desarrolló su pintura en estos años y, al finalizar sus estudios, prolongó su estancia allí trabajando como ayudante del Departamento de Artes Gráficas del Harvard College Library, con el fin de seguir pintando e investigando.
En 1951 regresó a Manila, y allí compatibilizó su trabajo en el mundo empresarial (al que estaba vinculado por lazos familiares, con propiedades como las célebres Cervezas San Miguel), con la pintura, el mecenazgo, la investigación y la docencia, hasta que, en 1961, traslada definitivamente su residencia a España y decide dedicarse por entero a la pintura.
En 1954 viajó de nuevo a Estados Unidos, a la Rhode Island School of Design de Providence, donde pintó y estudió técnicas de grabado y, posteriormente, a Francia, Italia y España, lo que le permitió conocer el expresionismo abstracto americano y el informalismo europeo. El descubrimiento de la obra de Mark Rothko y la fotografía facilitaron su paso hacia la abstracción, abandonando la pintura figurativa y romántica de su etapa anterior. En España, que frecuentó cada vez más desde 1955, comenzó a coleccionar obras de artistas abstractos españoles, con las que formó en 1966 el Museo de Arte Abstracto Español de Cuenca, junto a Gerardo Rueda y Gustavo Torner. Desde entonces alternó estancias entre Madrid, Cuenca y Sevilla.

      Saeta 42 (1957)
En sus primeras obras abstractas, las llamadas Saetas (1957-1959), caligrafías sobre fondos de color, influyen la estética oriental y el expresionismo abstracto americano. Posteriormente, pasa a la Serie Negra, la que coincide con el apogeo del grupo "El Paso". Adopta el grafismo negro pero sólo sobre fondos blancos, enfatizando el movimiento y su fuerza expresiva. Su pintura, organizada en series, trata temas como el paisaje conquense, el río Júcar e interpretaciones de obras de la historia del arte, que se desarrollan en un complejo sistema de trabajo que empieza con dibujos, apuntes, fotografías y acuarelas.
Progresivamente su obra sufre una depuración de color y formas que se define en la Serie blanca que comienza en 1975. Trabaja sólo con el blanco y una gama de grises muy claros. Estas obras ponen especialmente de manifiesto su proceso mental, muy analítico y selectivo, "creando tensiones que nos devuelven el paisaje convertido en pintura, nuevamente ordenado, estructurado y medido" según Rafael Pérez Madero.
Entre sus múltiples actividades artísticas hay que señalar su labor en el campo literario, su colaboración como asesor de la Fundación March de Madrid y el mecenazgo que desarrolló en el contexto artístico español y estadounidense. Hoy, en Harvard, hay una importantísima cátedra de historia del arte español que lleva su nombre (en la actualidad, la ocupa el profesor Serafín Moralejo). En 1983, recibió la Medalla de Oro de las Bellas Artes.


 Fernando Zóbel

Donación por el creador del museo,
Fernando Zóbel, a la Fundación Juan March

Fernando ZóbelEl 22 de diciembre de 1980, Fernando Zóbel (1924-1984), creador y propietario de las obras que albergaba el Museo de Arte Abstracto Español, hizo donación de las mismas a la Fundación Juan March; en total, más de 200 obras, entre pinturas, esculturas, obra gráfica, dibujos, carteles y otros trabajos de autores españoles contemporáneos, que venían a sumarse a la colección de arte español contemporáneo de la Fundación Juan March, que se ha ido incrementando con posteriores incorporaciones de obras.
"De cara al futuro me ha preocupado siempre la continuidad del Museo. Veía claramente que el museo merecía vida más larga que la mía —declaraba Zóbel—, y que debía seguir desarrollando y ampliando actividades artísticas atrevidas y, por supuesto, más ambiciosas que las que podían nacer de mis propias fuerzas. El programa artístico de la Fundación Juan March coincidía claramente con nuestras intenciones generales; la Fundación contaba con la libertad de criterio, la organización y la fuerza para ampliar, enriquecer y proyectar hacia un futuro el desarrollo vital del museo. A la vez pensábamos que las colecciones del museo servirían para fortalecer y enriquecer las actividades artísticas de la Fundación". Y añadía: "Creo que es importante y atractivo que el Museo continúe siendo privado, con responsabilidad hacia el público, y que siga teniendo un sentido experimental.
Además de las obras de arte, Fernando Zóbel donó 3.556 libros y otro material bibliográfico sobre arte contemporáneo. De ellos, 2.259 libros personales permanecen en el Museo para consulta de estudiosos e investigadores. Los 1.297 volúmenes restantes, junto con otros 16.574 nuevos que la Fundación Juan March fue incorporando desde 1980, han sido donados en noviembre de 1996 al Ayuntamiento de Cuenca y a la Universidad de Castilla–La Mancha, para su Biblioteca General de Cuenca.
Fernando Zóbel de Ayala nació en Manila (Filipinas) en 1924, hijo de un hombre de negocios español. Estudió Medicina en Filipinas y se licenció en Filosofía y Letras por la Universidad de Harvard (Estados Unidos). De 1951 a 1960 ocupa la cátedra de Bellas Artes del Ateneo de Manila. Viaja por Estados Unidos y por Europa, y en España, en 1955, entabla amistad con muchos de los pintores abstractos. En 1966, crea, junto a Gustavo Torner y Gerardo Rueda, el Museo de Arte Abstracto Español en las Casas Colgadas de Cuenca con fondos de su propiedad. En diciembre de 1980 dona la colección a la Fundación Juan March. Poseen en el extranjero obra de Fernando Zóbel el British Museum de Londres, el Brooklyn Museum de Nueva York, el Fogg Museum de Harvard y el Museo Nacional de Filipinas en Manila. Fernando Zóbel falleció en Roma el 2 de junio de 1984.


Fernando Zóbel, Museo de arte abstracto. Cuenca

 

Fernando Zóbel de Ayala. Español nacido en Manila  1924- Roma 1984. Importante pintor español del arte abstracto. Durante la injusta guerra civil su familia marcho a Filipinas, y no regreso a España hasta terminada la segunda guerra mundial. Estudio Filosofía y Letras en Harvard,  En 1942, empezó a interesarse por la pintura y cuando  tuvo una lesión en la columna que le dejo inmovilizado, empezó a pintar con gran estilo artístico.
Dedicado por completo al arte, presento sus trabajos en 1951  en Boston y después continuación lo hace en el 1952 en Manila. En el año 1955 viene a España, donde conecta con artistas de la época, mas regreso a Manila, donde la Universidad de Manila, le  nombre doctor honoris causa.  El prestigio como pintor de Fernando Zóbel es inmenso, sus obras cuelgan con orgullo en importantes museos. Participó en más de 150 exposiciones colectivas, y más de 40 individuales.
En los años 60, comienza su evolución como pintor, desarrollando un estilo característico, en el que se percibe la influencia que recibió del la caligrafía oriental. Los cuadros de Zóbel son de apariencia simple y espontánea, más son creados tras un diseño de planificado estudio
Estando en España, visito con su amigo Gustavo Torner,  la ciudad de Cuenca, quedo impresionado de su belleza, por sus rincones y su Naturaleza, allí paso largas temporadas,  En 1963, junto a sus amigo Torner,  y Rueda, deciden instalar un  Museo de Arte Abstracto, las autoridades colaborarón y todo fundió en acuerdos para que fuera instalado en la más emblematica construcción de la ciudad, una de las Casas colgadas, la más conocida y visitada, Allí se exponen las obras de los fundadores se encuentran la de famosos autores como Saura, Sempere, Chirino y Miralles entre otros.
Murió en Roma, en 1984, sus restos mortales fueron sepultados en Cuenca la ciudad de la que estaba enamorado, en un pequeño cementerio de personajes ilustres con hermanos de San Isidro, un lugar que le servia de atalaya para pintar e inspirarse  el río Júcar desde la atalaya de la Hoz.
Su amigo Saura, proclamo que como homenaje a Zobel, debería cambiarse el nombre del Museo, e imponerle el de su principal creador, y que llegó a efecto por su dedicación, entegra, entusiasmo con sus aportaciones de obras y mecenazgo. Cierto que este Museo tiene renombre mundial, que es un orgullo de la ciudad, por el contenido estético que encierra.
Gustavo Torner su gran amigo después de 20 años, explicaba: Para él lo normal era la excelencia como planteamiento, y sabía muy bien lo que era la excelencia. Por eso sus continuos viajes por todo el mundo viendo gentes y recorriendo museos, todos los museos, y sus libros… de todo, leídos y acotados, buscados por todos los lugares.
Cuando apareció entre nosotros, allá hacia los años sesenta, en aquel mundo en que la mediocridad se enseñaba como ideal y se hacía tan bien la enseñanza que nos contagió a todos, incluida la oposición, y que es tan difícil quitárnosla de encima, su aparición, digo, fue para nosotros la aparición de lo que España podría ser. Una España universal, abierta, enraizada sin temores en la historia, trabajadora, sensible, sin envidias ni rencores, cuya única razón vital podría sintetizarse en aquella frase que Motherwell nos dijo una vez en Cuenca: la insistencia en la excelencia.
F. Calvo Seralles, dijo de el: Su vida, fue una vida llena de arte, con indagación constante de los estados de plenitud estética, una preciosa recopilación de experiencias y vivencias de aristrocaticas y sutiles.  En el Museo de Cuenca, demostró su generosidad, que no solo se demostraba con su desprendimiento material, Zobel ayudo siempre a los jóvenes artistas y a quien se le acerco.  Zóbel era un artista de los pies a la cabeza, como pintor y como hombre.
 

miércoles, 30 de noviembre de 2016

PARTES DE CUENACA ACTUAL

PARTES DE CUENCA ACTUAL                                                      

                             Barrio del Castillo

Resultado de imagen de historia de cuenca ba rrio de castilloLa mejor opción para visitar la ciudad, es comenzar en el Barrio del Castillo,para poder disfrutar de los bellos paisajes que nos regala la hoz del Río Huécar, y ver las ruinas de la antigua alcazaba,  atravesando el Arco del Bezudo, endirección a la Plaza Mayor.      

 

Barrio de San Pedro

Resultado de imagen de historia de cuencabarrio de san pedroJusto al lado, encontraremos este encantador barrio de origen musulmán, que aloja el Convento de las Carmelitas Descalzas del siglo XVII, la Iglesia de San Pedro o el antiguo Convento de las Angélicas el cual está unido a la Iglesia de San Nicolás de Bari.
Imagen relacionada

                                                      Catedral  de Cuenca

En la preciosa Plaza Mayor, se encuentra, lo que para mí es la joya de la ciudad, la Catedral de Santa María y San Julián, que resulta bastante exótica para las tierras castellanas en el momento de su construcción en 1.196, siendo la primera catedral gótica de Castilla junto con la de Ávila, con importantes influencias anglo-normandas.

                                                                                                                                                                                  


Ayuntamiento de Cuenca

Imagen relacionada
En la  misma plaza también está el Ayuntamiento, uno de los edificios barrocos más representativos, en el que destaca un gran medallón de Carlos III.                                 
                                          

                                                                                                                                                                    


 Puente de San Pablo  

Resultado de imagen de puente san pablo cuencaUna vez allí, se puede acceder fácilmente al puente más emblemático de la ciudad, el Puente de San Pablo, que une el Casco Antiguo con el Monasterio del mismo nombre, situado en un enclave de lo más encantador, de estructura gótica y decoración  renacentista.      .



Casas Colgadas

Resultado de imagen de casas colgadasProbablemente, este también sea el mejor lugar para admirar las famosas Casas Colgadas, construidas al borde del acantilado que forman las hoces de los ríos, pareciendo que sus balcones están colgando.

Torre Mangana

Resultado de imagen de torremangana cuencaAdemás, la ciudad conserva una torre defensiva que formaba parte de la antigua muralla, la Torre de Mangana, la cual fue construida a finales del siglo XVI sobre lo que eran las ruinas del antiguo alcázar, del cual aún se conservan algunos restos.